Los diez tesoros ocultos de El Puerto de Santa María

Dicen que la luz de El Puerto de Santa María es especial. Lo envuelve todo de aura bella, resplandeciente y viva. Ese atractivo, junto a su bella costa, es uno de los atractivos de la ciudad. Sin embargo, en la que era conocida como la localidad de los “cien palacios” el patrimonio se erige orgulloso, como retratos de un pasado digno de conocer. Tanto es su calidad, encanto y detalle que muchos de esos monumentos están escondidos, esperando a ser descubiertos o interpretados. Aquí va un decálogo que bien merece la pena conocer:

1. Hospitalito

IMG_3992
Iglesia del Hospitalito

Su nombre real es Hospital de la Divina Providencia. Fue construido en la confluencia de la calle Zarza con Ganado, en pleno Barrio Alto, en 1753 para acoger a mujeres y niñas huérfanas. De hecho fue uno de los primeros de España con este fin. La empresa arrancó con diversos mecenas, pero la falta de fondos dejó la obra inconclusa. Ese, de hecho, es uno de sus mayores encantos. Hoy puede apreciarse su bella portada barroca de aires afrancesados y su iglesia que quedó en alberca (a cielo abierto). Imprescindible es también su patio, concluido solo en uno de sus frentes. En dicha crujía, sostenida por columnas que soportan arcos de medio punto, se abre una interesante caja de escalera con barandas torneadas y cubierta con una techumbre plana decorada con bellas yeserías. Parte del edificio es subsede del Museo Municipal con piezas arqueológicas del medievo. Más información en el IAPH

2. Bodegas Obregón

IMG_4004
Bodegas Obregón

A escasos pasos del Hospitalito se encuentra la taberna bodeguera más antigua de El Puerto de Santa María. Se trata de las Bodegas Obregón, ubicadas en la calle Zarza, y que data de 1935. Su visita es toda una experiencia sensorial de sabores, olores y vista. Conserva la distribución habitual de un despacho de vinos. De hecho, se pueden adquirir excelentes caldos del Marco de Jerez o degustar finos o amontillados. Además, Bodegas Obregón tiene marcas propias en el mercado premiadas con diversas distinciones. Abre todos los días y los fines de semana sirve también embutidos en el típico papel de estraza.

3. Campo de Guía

campodeguiagrabado_puertosantamaria
Campo de Guía

El patrimonio bodeguero depara también otro singular hallazgo: el polígono industrial bodeguero de Campo de Guía. Destaca por su singularidad al ser el único polígono industrial dedicado al sector bodeguero que se levantó en pleno siglo XIX. Su urbanismo de calles rectas trazadas en damero se corresponden con las ideas neoclásicas que también se aprecian en las bellas decoraciones de las portadas de algunas bodegas. Según explica Javier Maldonado, Director del Centro Municipal del Patrimonio Histórico
de El Puerto de Santa María, “fue ideado por Torcuato y José Benjumeda y Juan Daura y contó con la aprobación de la Real Academía de Bellas Artes de San Fernando en 1835: esta es la singularidad histórica de este conjunto bodeguero”. Más información sobre el polígono

4. Colegio San Luis Gonzaga (Archivo Municipal)

IMG_3359
Colegio San Luis Gonzaga, Archivo Municipal

Sobradamente conocido es el Colegio de San Luis de los Jesuitas. De hecho, algunas de las personalidades más importantes de El Puerto de Santa María se educaron en este centro, como es el caso del dramaturgo Pedro Muñoz Seca (hoy en día alberga su fundación) o del poeta Rafael Alberti. Del convento primitivo de San Francisco queda la iglesia, construida bajo la advocación de San Miguel Arcángel con bello retablo y con imágenes de Juan de Mesa. En 1867, los Jesuitas se hacen con el convento y construyen un edificio de fachada noble y clasicista. De su interior, en parte sede municipal, destaca la subida de la escalera y la bella biblioteca jesuita. Dicho espacio hoy alberga parte del Archivo Municipal con documentos de extraordinaria antigüedad y gran valor, conservado en una biblioteca de madera de dos pisos.

5. Convento de las Concepcionistas

Stitched Panorama
Convento de las Concepcionistas

El Convento de la Purísima Concepción, ubicado en la calle Pedro Muñoz Seca, fue uno de los primeros de la orden, ya que data del siglo XVI. El aspecto actual procede de las remodelaciones del siglo XVIII, con una bella fachada con dos portadas barrocas aparentemente iguales. En el interior, destaca la iglesia, visitable, con una sola nave. De destacar son los azulejos sevillanos de 1540 y el impresionante retablo barroco donado por el Cargador a Indias, Jacinto José de Barrios, en 1757 y realizado con maestría por Matías José Navarro.

 

 

6. Cuevas-Canteras de San Cristóbal

Cuevas-Canteras-de-la-Sierra-de-San-Cristóbal-4
Cuevas Canteras de San Cristóbal

El Puerto de Santa María puede presumir de que su esencia está presente en los principales monumentos de Andalucía Occidental, como la Catedral de Sevilla o la de Cádiz. Esto se debe a las Cuevas-Canteras de San Cristóbal. Ubicadas en la sierra del mismo nombre, son famosas por su actividad extractiva, en buena parte excavadas en la roca como cuevas artificiales. Esto ha dado lugar a impresionantes cavidades subterráneas de miles de metros cuadrados que también fueron utilizadas por elEjército como polvorines. Ya cerca de El Portal se encuentra un poblado de cuevas, las cuales han recibido nombres (“de la Mujer”, “del Gigante”, “de la Luz Divina”). Incluso fueron visitadas por el rey Alfonso XIII en 1930, y estuvieron habitadas hasta 1986. Su visita, aunque recomendable, es peligrosa por las aperturas y huecos que pueden provocar caídas. Por ello, son solo recomendables para expertos en espeleología y con material adecuado.

7. Caja de Agua

El Puerto de Santa María fue una de las primeras localidades que contó con una red de agua pública que surtía fuentes y edificios. Es el caso de nuestros Apartamentos Larga 70, que fue uno de los primeros edificios de El Puerto en contar con agua corriente de red. La buena calidad del agua hacía que incluso se trasladara a Cádiz en toneles desde la Fuente de las Galeras. Ya en el siglo XVIII el agua viajaba desde los Manantiales de la Piedad en una red de galerías subterráneas que hoy en día se conserva. Aunque no es visitable, en la superficie quedan vestigios de esa red. Además de la Fuente de las Galeras, destaca la conocida como Ermita de los Caminantes (en la plaza de los Jazmines). Dicho edificio es, en realidad, una de las cajas de agua que tenía la red que conectaba también con la fuente pública de la Plaza de la Cárcel. En su interior existió una imagen de la Inmaculada Concepción a la que los viajeros se encomendaban cuando marchaban de El Puerto de Santa María. Más información y ruta completa en el siguiente blog.

piedad36
Caja de Aguas o Ermita de los Caminantes

8. Puente de San Alejandro

puente_sanalejandro02
Último puente de San Alejandro

Si pasea por la Ribera del Marisco, en su inicio más cercano al Convento del Espíritu Santo, podrá ver una estructura de piedra que arranca en la margen del río Guadalete. Tiene una pequeña rampa para subir y devuelve una bella vista de El Puerto de Santa María y su ribera. Sin embargo, no es un mirador. Es lo que queda del que fuera Puente de San Alejandro, que unía la ciudad con el resto de la Bahía. El espacio ha sido clave en la historia de la ciudad y la zona. Sin embargo, también es testigo de un luctuoso suceso. El primer puente que se construyó ahí era de barcas con un tramo móvil de madera. El día de su inauguración, el 14 de febrero de 1779, no resistió el peso de las personas congregadas y se hundió dejando un balance de más de 100 fallecidos. Tras ese puente, vino otro que se desmontó para evitar el avance de las tropas napoleónicas a principios del XIX, otro colgante que se quemó y uno de hierro, el último.

9. El Cristo del Amor 

cristodelamor_caratorso_puertosantamaria
Cristo del Amor del Convento de las Capuchinas

Lo que hoy es el Hotel Monasterio, antaño fue el Convento de las Capuchinas. Cuando las monjas abandonaron el edificio, se trasladaron a otro moderno a las afueras de la ciudad. Con ellas, se llevaron una de las tallas religiosas más sobrecogedoras y veneradas de la ciudad, el Cristo del Amor. Se trata de una talla de origen probablemente italiano con unos dos metros de altura y datada a primeros del siglo XVIII. Es un realismo exacerbado y de gran devoción.

10. Palacio de Valdivieso

IMG_3331
Pinturas murales del Palacio de Valdivieso

En la ciudad de los cien palacios, son múltiples los ejemplos de casas de Cargadores a Indias. Sin ir más lejos, nuestros apartamentos están ubicados en una casa que, antaño, fue de un cargador a Indias. Son diversos los ejemplos que existen en la ciudad: el Palacio de Purullena (en el Barrio Alto), el de Roque Aguado o el de Araníbar. También es conocido el de Valdivieso, pero no tanto su interior. Hoy es la sede municipal de Urbanismo y destaca por su bello patio, su caja de escalera con una antigua alacena abierta y sus pinturas murales. De hecho, es uno de pocos los palacios de El Puerto que conservan pinturas murales en la que era la antecámara de los dormitorios del palacio: escenas religiosas, frisos y una Inmaculada se conservan en un claro ejemplo del esplendor decorativo de estos palacios.

Anuncios

3 respuestas a “Los diez tesoros ocultos de El Puerto de Santa María

  1. Son tantísimos los tesoros que tiene esta ciudad que es una pena para los que la queremos ver como se están desmoronando sin que se haga absolutamente nada por mantenerlos y mejorarlos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s